¿En qué consiste la operación por artroscopia?

Las lesiones deportivas suelen ocurrir sobre todo en competiciones profesionales de gran intensidad, aunque también, por desgracia, ocurren en deportistas no profesionales. En muchos casos se necesita tratamiento quirúrgico de la lesión, para reparar los daños. En estos casos es habitual hablar de la operación mediante la técnica de artroscopia pero ¿sabemos en qué consiste?:

La artroscopia es una técnica quirúrgica que permite realizar operaciones de una forma menos invasiva, minimizando los daños y cicatrices provocados por la operación, lo cual mejora los tiempos de recuperación.

Es muy utilizada en la rodilla, y también en los hombros. Con esta técnica se operan lesiones de ligamentos cruzados de rodilla y también las lesiones de menisco, por poner un par de ejemplos bastante habituales en el mundo del deporte.

Se realizan varias incisiones de un tamaño lo más pequeño posible y a través de esas aberturas se introducen en la articulación los instrumentos quirúrgicos para realizar las suturas y demás técnicas para reparar la lesión, todo guiado mediante una cámara (el artroscopio) que también se introduce en la articulación.

La principal ventaja de esta técnica por artroscopia, como ya he dicho, es que reduce los cortes y puntos de sutura necesarios, por lo que se agiliza la recuperación. Antes de que esta técnica se empleara, había que hacer cortes mucho mayores para poder acceder a las articulaciones, lo cual generaba grandes cicatrices que tardaban más tiempo en curar.

Deporte en verano: precauciones a tener en cuenta

La práctica de ejercicio siempre es beneficiosa para el organismo y en general para la salud. Sin embargo, en verano es más importante que nunca adoptar una serie de medidas y tener muy en cuenta los factores ambientales, de calor, humedad, contaminación, etc.

Si se realiza algún tipo de deporte en verano es fundamental prevenir la deshidratación. Para ello hay que reponer líquidos constantemente, ya que con la actividad física se pierde aún más agua que en otras épocas del año a través del sudor. El agua y las bebidas isotónicas no deben faltar. Lo más conveniente es beber el equivalente a dos vasos de agua antes de empezar y parar de tanto en tanto para volver a hacerlo.

Otro aspecto importante es evitar realizar deporte en verano en las horas de mayor temperatura, es decir, entre las 12:00 y las 17:00 horas. Lo más conveniente es realizarlo en las primeras horas de la mañana o al atardecer.

Si está en una gran ciudad y la práctica deportiva se realiza al aire libre, hay que tener en cuenta los niveles de contaminación ambiental, especialmente en lo que se refiere al ozono. Ello implica la conveniencia de llevarla a cabo en las primeras horas del día o por la noche, ya que el ozono se va acumulando según avanza el día y su concentración es mayor por la tarde. Por la noche, sin embargo, se dispersa.

Otra precaución a adoptar es el uso de una vestimenta adecuada. Debe ser holgada y preferiblemente de algodón para facilitar la circulación de aire en su interior. Otro tanto ocurre con el calzado deportivo: deben permitir la transpiración y se deben utilizar calcetines de algodón.

Al hacer deporte en verano siempre hay que utilizar protección solar, para evitar que se queme la piel. Si la piel todavía no ha adquirido el moreno, debe utilizarse un factor de protección alto, especialmente si se tiene una piel clara.

Esguince de tobillo: ¿qué hacer?

Entre las recomendaciones a tener en cuenta para evitar lesiones como el esguince de tobillo en esta época del año se encuentran el “volver a hacer deporte de forma progresiva y no de golpe”.

Hay que variar la intensidad día a día puesto que los músculos han perdido fuerza y estabilidad durante los ocho meses que han estado parados y necesitan fortalecerse poco a poco. Lo mejor son 3 sesiones semanales de media hora como mínimo, aunque depende del tipo de deporte que pueda realizar cada uno.

Lo ideal es combinar deportes más o menos agresivos, además es aconsejable limitar o evitar hábitos tóxicos, modificar la dieta, regular las horas de sueño, utilizar el equipamiento y calzado adecuados y, en caso de tener alguna enfermedad o tener más de 40 años, acudir a un especialista para recibir consejo deportivo y ver cuál es el tipo de ejercicio más adecuado.

Pero, sin duda el mejor consejo es realizar actividad física regular durante todo el año por los múltiples beneficios que aporta para la calidad de vida.

Uno de los grupos poblacionales que más riesgo tiene de sufrir lesiones en verano son los niños. Estos son más vulnerables a sufrirlas sobre todo porque muchos han tenido una vida sedentaria durante la temporada escolar y al llegar esta época practican más actividades de lo habitual, como sucede en los campamentos.

Por ello, se aconseja utilizar el calzado adecuado que sujete bien el tobillo y mantenga la estabilidad, así como evitar la fatiga muscular y el sobreesfuerzo.

El esguince más habitual es el que se produce en el ligamento lateral externo al doblarse el pie y apoyarse sobre ese lado.

En función de la severidad se clasifican en grado I, cuando hay una distensión; grado II, cuando hay rotura parcial de ligamentos; y grado III, cuando hay una rotura completa.

Su tratamiento habitual es ortopédico y varía desde reposo con hielo y no hacer deporte durante diez días, en los de grado I; hielo, reposo, vendaje funcional y no hacer ejercicio entre 15 y 20 días, para los de grado II; y reposo, frío local, vendaje y no apoyar en diez días, seguido de un programa de rehabilitación y no practicar deporte durante 45 días, aunque en algunos casos se valorará la cirugía.


¿Qué debo hacer para tratar la tendinitis rotuliana?

La tendinitis rotuliana o rodilla de saltador, es una de las lesiones de esta articulación que se dan con mayor frecuencia en deportistas, ya sean de élite o aficionados. El tendón rotuliano es un cordón fibroso de 3 centímetros de ancho y 4 de largo se inserta por un lado en la rótula y por otro en la tibia, uniendo ambos huesos. Junto al tendón del cuádriceps participa en el movimiento de extensión de la rodilla, de modo que cuando está dañado la rótula pierde su soporte, la rodilla adquiere cierta rigidez y se tienen dificultades para estirar la pierna, especialmente al agacharse, saltar, sentarse, etc.

Sigue leyendo

Inestabilidad del hombro

El hombro es la articulación más móvil del cuerpo humano, con una compleja disposición de estructuras que trabajan juntas para proporcionar movilidad y estabilidad . La inestabilidad de la articulación glenohumeral ocurre cuando las estructuras que rodean la articulación del hombro no funcionan para mantener la glena dentro de la cavidad. La inestabilidad del hombro puede ser causada por: Ligamento / laxitud articular / hipermovilidad, labrum glenoideo dañado, músculos débiles, deficit neurológico . La inestabilidad del hombro se desarrolla de dos formas diferentes: inicio traumático (lesión) o inicio atraumático. La inestabilidad traumática comienza cuando una lesión hace que un hombro desarrolle luxaciones recurrentes . El paciente con inestabilidad atraumática tiene una laxitud general ,en la articulación que eventualmente hace que el hombro se vuelva inestable. Hacer una  primera evaluación es importante una vez que ocurre una lesión: dolor, función, deformidades, palpación, exploración muscular (supraespinoso, infraespinoso, subescapular, redondo menor, bíceps braquial); Test de Neer y Hawkins y resonancia magnética. El hombro inestable puede afectar negativamente a la rotación interna y producir daño articular (deformación de la cápsula articular, rotura de os tendones del manguito rotador …). Los atletas que realizan un gesto de lanzamiento repetitivamente, están bajo un estrés significativo y se arriesgan a dañar los tejidos (produciendo fuerzas muy altas). El protocolo de rehabilitación después de una lesión podría ser: recuperación de ROM, fortalecimiento del manguito rotador, propiocepción (estabilidad dinámica del hombro). Cuando se trata de la laxitud de la articulación, el fortalecimiento básico de todas las estructuras de  alrededor , es crucial para disminuir el riesgo de lesiones (empujar y tirar horizontalmente, empujar y tirar verticalmente). Los atletas con gestos de lanzamiento, deben realizar también ejercicios de estabilidad dinámica del hombro por encima de la cabeza (diferentes ángulos), además de varios movimientos desde las posiciones de empuje hacia arriba , ,movimientos de “abajo hacia arriba”, ejercicios de perturbación / estabilización rítmica, ejercicios de suspensión, arrastres,  ejercicios de rango funcional  .. En general cuando se trata de este problema.

¡Nunca olvide que la mecánica del hombro, con esas estructuras alrededor, debe ser perfecta primero , para la vuelta al deporte!

Lesión de LCA por contacto indirecto ( para III)

Alrededor de las 8 semanas posteriores a la lesión, podemos comenzar a pensar en la última fase de rehabilitación (depende de varios factores, cada caso es diferente y se necesita un enfoque individual para la lesión de LCA). Podemos comenzar con actividades dinámicas poco más del 20% RM (sobrecarga progresiva lenta), después de finalizar la resistencia básica. En las fases previas (articulares, tratamiento de desequilibrios musculares …). El descanso también es muy importante porque es necesario para la “reorganización muscular” (la fatiga muscular podría conducir a la destrucción de proteínas contráctiles). Protocolos potenciales (buena forma primero, evitando compensaciones): carrera  continua , zigzag ligero y saltos, trabajo ISOCINETICO (con resistencia también), trabajo isotónico con “reeducación propioceptiva” .Una buena posición de aterrizaje es importante para entrenar cuando un atleta está regresando de una reconstrucción de LCA (R) o cualquier lesión. Muchas veces, los atletas aterrizan en una posición muy RIGIDA donde no hay inclinación del tronco hacia adelante, muy poco cambio de peso de la cadena posterior, lo que puede hacer que los atletas utilicen sus cuadriceps para amortiguar la mayor parte de la tensión del aterrizaje (esto puede poner bajo el LCA Signif. Estrés). A partir de las 20 semanas, el tejido de los ligamentos se “revasculariza” y puede comenzar con una carga mayor. Una cosa que es común en muchos casos postoperatorios es que no solo estamos rehabilitándonos desde la cirugía hasta ahora, sino también desde cualquier tipo de compensación de movimiento. Por último, pero no menos importante, ¿cómo puede saber si un atleta está listo para jugar nuevamente? Nadie puede garantizarlo, pero hay una prueba sólida que puede darle una respuesta: la prueba de “salto lateral” (esta es solo una de ellas, una evaluación siempre debe ser exhaustiva). Esta prueba evalúa la confianza en el movimiento lateral y la capacidad anaeróbica. Para realizar la prueba, coloque 2 marcadores separados por 40 cm. Con apoyo monopodal (sobre una pierna ) con las manos detrás de la espalda y salte hacia atrás y adelante durante 30 segundos. Los saltos que alcanzan la línea, o dentro de las líneas, no cuentan. Descansa por 2 minutos y luego repite en la otra pierna. Para los hombres, la marca de aprobación debe ser 55 y para las mujeres debe ser 43 (Gustavsson et al, 2006). Y no, no tiene ninguna indulgencia por haber tenido un LCA.

Lesión de LCA por contacto indirecto ( para II)

Si alguien tuvo una lesión LCA que ocurrió en las últimas semanas, nuestro consejo: “cuando se trata de entrenamiento ,no resista el dolor”. Cualquier proceso inflamatorio debe desaparecer después de más de 3 semanas. Durante el entrenamiento, el dolor no debe exceder un 3-5/10. Combinar ejercicios de cadena abierta  y cadena cerrada y obtendrá un mejor resultado (Fukuda et al 2013), los paciente con LCA realizaron 3×10 con carga de 1RM del 70% (ejercicio de extensión de rodilla) a través de un ROM restringido de 45º-90º entre las semanas 4-12 después de la  operación , y luego el mismo ROM completo de carga de 12 semanas después de la operación sin impacto negativo en el injerto reconstruido. Mientras hace la extensión de rodilla, debe sentir el trabajo del cuadriceps  y reducir la carga si hay dolor en la rótula. Cuando la rodilla esté flexionada, tener en cuenta que la rotación interna y externa tibial debe ser adecuada, de lo contrario, podría contribuir con lesiones de LCA en el futuro.

El fortalecimiento de los siguientes músculos es de gran importancia: glúteos, isquiotibiales  (a menudo llamados “protectores de LCA”), cuadriceps, peronéos.                                                                   
Ejercicios,movimientos básicos desde la posición de pie: apoyarse en la pared  hasta flexión de cadera y rodilla de 90º ,quadruped hip up vars, slide leg curls, plank vars ,e ir aumentado la dificultad con + coordinación… Se necesita una sobrecarga controlada y progresiva. Es importante evitar las muletas, ya que también se obtiene una ROM completo combinado con la terapia de diatermia. Es crítico evitar la rigidez articular.

In f🔎cus, @martagomezcasas & @micro.training @drmanuelleyes

Lesión de LCA por contacto indirecto

Lesión por contacto indirecto Luka Kovacevic, mico training MS, CSCS: recibir un golpe de un oponente en el aire antes de aterrizar o cambiar de dirección (justo antes de plantar un pie para hacer un movimiento, por ejemplo).

La naturaleza del deporte es tan impredecible y los ejercicios de perturbación son una gran solución para prepararse para esto. Salto vértical -> empujar por un compañero hacia una dirección desconocida -> aterrizar en la (s) pierna (s), p. ej.

Lo que más importa con respecto a la lesión aguda de LCA es cómo ATERRIZA (tiene sentido porqué Cristiano Ronaldo siempre cae con ambas piernas).

No meter las rodillas hacia adentro durante la fase TAKE-OFF, es peligroso, aunque no es muy bueno (una teoría dice que es el glúteo y m. Gactrocnemius med. Prestretch) quien puede aumentar la explosividad.

Pero no es peligroso, si no ocurre, después de aterrizar desde lugares muy altos, lo que en realidad se llama LANDING, y la mecánica en este caso debe ser “perfecta”.

Pero, ¿y si ocurre una lesión?

Marta Gómez Casas, MS, CPT: Después de una lesión de LCA (primero la prueba del cajón y la revisión de MRI), debe considerar 3 cosas importantes:

1) La extracción de líquido sinovial a menudo es necesaria (cuando se produce un derrame excesivo de la rodilla) . La aplicación de crioterapia y drenaje linfático ayuda a reducir la inflamación.

2) Obtener la extensión de la rodilla activa por completo es muy importante durante la primera fase de rehabilitación (si la rodilla no puede extenderse por completo, es difícil recuperar la fuerza total del musculo). Ya sea que haya una cirugía después o no, el trabajo de calidad con un PT debe ser una prioridad. La rehabilitación postoperatoria será más fácil si la recuperamos previamente. Si tiene una ruptura parcial, la cirugía no es necesaria si no es un atleta o similar (la evaluación individual de la estabilidad de la rodilla también es importante).

3) Reeducación de la marcha. Debes intentar evitar las compensaciones. Si se olvida de la parte de “caminar bien primero”, podría ocurrir dolor en la parte lumbar y (o) la cadera. Entonces, si la cirugía es necesaria o no, es crucial trabajar con pesas ligeras con un PT para no perder demasiado el músculo.