Tipos de injertos en la reconstrucción del ligamento cruzado anterior

Seguimos adentrándonos en nuestro tratamiento estrella, el Ligamento Cruzado Anterior (LCA), esta vez hablando sobre técnicas de reconstrucción de LCA, mediante injerto. 

¿Cuáles son las técnicas de reconstrucción de un LCA?

Hay dos métodos principales de reconstrucción autóloga del ligamento cruzado anterior, intra y extrarticulares y en algunas ocasiones, se ha utilizado una combinación de ambos. Las técnicas intrarticulares efectúan un túnel en la tibia y otro en el fémur, para simular al ligamento cruzado anterior mientras que las técnicas extrarticulares actúan a cierta distancia de la inserción del ligamento cruzado anterior.

¿Cómo se coloca un injerto para reconstruir el LCA?

El cirujano cuando efectúa una reconstrucción de ligamento cruzado anterior utiliza algún método de tensión del injerto al mismo tiempo que lo fija. Normalmente se fija el injerto en el túnel femoral, se fija y se aplica tensión hacia abajo fijándolo, entonces, en la tibia. El grado de flexión articular y la cantidad de tensión aplicada sobre el injerto son aspectos que se efectúan de forma empírica. Conseguir estabilidad y eliminar el “pivot shift” son los indicadores de un buen resultado quirúrgico.

¿Qué tipo de injertos se utilizan?

Hoy los dos tipos de injertos más utilizados son los autoinjertos y los aloinjertos. Los autoinjertos se obtienen del propio paciente mientras que los aloinjertos proceden de tendones de cadáver. Los autoinjertos se integran mejor y no producen ninguna reacción pero dañan otro tendón del esqueleto. Los aloinjertos, aunque no siempre son fáciles de conseguir, evitan dañar a otras estructuras del esqueleto pero son más lentos en su integración, pueden producir reacciones adversas y tienen más riesgo de infección.

¿De donde proceden los injertos para reparar un LCA?

Las localizaciones más frecuentes para obtener un injerto es el tendón rotuliano, cogiendo un trozo de hueso de la rótula y un poco de hueso de la tibia. Por eso se llama injerto hueso – tendón – hueso, o de los tendones de la llamada “pata de ganso”, esos tendones que se pueden tocar por detrás de la rodilla, en la corva, cuando está doblada.

¿Es importante la procedencia del injerto para obtener un buen resultado?

El buen resultado de un injerto para sustituir el LCA depende de su colocación y de la posición de los túneles en la tibia y el fémur, para que la tensión del injerto sea similar, en cada grado de flexión, a la del ligamento original.

¿Qué tipo de injerto debo solicitar?

Revisando la literatura, la elección del injerto ha producido un gran número de trabajos sin que exista por el momento unanimidad a este respecto. Se han descrito métodos con injertos autólogos, del propio paciente, para reconstruir el ligamento cruzado anterior utilizando tendón del músculo semitendinoso y también del recto interno o ambos tendones de la pata de ganso, así como el tracto iliotibial y fascia lata, el tendón rotuliano o el tendón cuadricipital. Son técnicas que generalmente ofrecen muy buenos resultados pero dañan siempre una estructura no lesionada.

¿Y un injerto de cadáver?

Los aloinjertos, así se conocen, son la mejor elección en rodillas con múltiples lesiones ligamentosas o multioperadas aunque también son una opción válida para la reconstrucción aislada del LCA. Por una parte, evitan gran parte de los inconvenientes mencionados del injerto autólogo en relación con la zona dadora incluido el cosmético, resuelven el problema cuando la calidad del tendón autólogo no es buena y disminuyen el tiempo quirúrgico y de recuperación. Entre sus inconvenientes se mencionan el riesgo remoto pero posible de transmitir una enfermedad infecciosa, la mayor lentitud en su incorporación que eleva el riesgo de roturas y las posibles reacciones inmunológicas responsables del ensanchamiento de los túneles. Entre 1986 y 1996, la reconstrucción primaria con aloinjertos era del 2%; entre 1996 y 2001, aumentó al 14% y entre 2002 y 2005,  ha alcanzado el 36%. Sin embargo, su mayor problema es que no hay siempre disponibilidad de ellos.

¿Entre los injertos disponibles cuál es la decisión más acertada?

Siempre la que le comente el cirujano. Los injertos actuales cumplen los requisitos necesarios para sustituir al LCA y proporcionan igual grado de satisfacción subjetiva. No deberíamos encasillarnos en una única técnica. Es conveniente  tener en cuenta cual es el tipo de plastia más apropiado para cada paciente. De modo orientativo, los injertos HTH (hueso – tendón – hueso) del ligamento rotuliano son más adecuados para pacientes con niveles altos de actividad y deportistas ya que buscan una estabilidad por encima de otras consideraciones mientras que los injertos de la pata de ganso están más indicados en pacientes menos motivados, con bajas demandas deportivas o que requieren una mayor elasticidad articular (bailarinas). En aquellas laxitudes crónicas en las que ya están comprometidos los estabilizadores secundarios, es preferible utilizar un injerto más rígido como es el  HTH.  Los aloinjertos en la cirugía primaria están indicados cuando el paciente presenta problemas para la toma de injertos autólogos (tendinitis, secuelas de Osgood-Slatter, etc), si se necesita acortar el periodo de baja laboral o por motivos estéticos. Dada su alta tasa de complicaciones, no existe por el momento ninguna indicación para los ligamentos artificiales.

¿Cuáles son las posibles complicaciones de una cirugía del LCA?

El porcentaje de buenos resultados es muy elevado, supera el 95% de los casos pero se han señalando algunos problemas como el dolor persistente e inestabilidad en los seguimientos. Aunque el dolor anterior de rodilla es el problema más frecuente en este tipo de intervenciones.

¿Cómo es la cirugía de reparación del ligamento cruzado anterior (LCA)?

La cirugía de la rotura del LCA con plastias de sustitución ha presentado un alto porcentaje de buenos resultados en la literatura aunque también se han señalando algunos problemas como el dolor persistente e inestabilidad en los seguimientos. Se ha publicado que hasta un 30% de los intervenidos requieren una segunda cirugía cinco años después de la primera intervención  y entre un 11 y un 50% de los operados desarrollarán una artrosis en la rodilla intervenida, aunque, sin lugar a dudas, el dolor anterior de rodilla es el problema más frecuente en este tipo de intervenciones.

 ¿A qué se llama un fracaso de una plastia del ligamento cruzado anterior?

Las técnicas quirúrgicas de reparación del ligamento cruzado anterior no están exentas de complicaciones postoperatorias, como son la pérdida de movimiento, la rigidez del cuadriceps, el dolor fémoro-rotuliano, la infección, la distrofia simpática refleja o la trombosis venosa profunda.

No existe una definición aceptada del “fallo de la cirugía ligamento cruzado anterior”. Johnson y Fu, consideran un fallo clínico cuando una rodilla operada del LCA tiene una inestabilidad recurrente o, siendo estable, presenta dolor o rigidez, con un rango de movimiento disminuido. Es decir, no extiende ni dobla por completo. Considerando esta definición se pueden considerar tres grandes grupos de fracasos evoluciones: con una inestabilidad recurrente, déficit de movilidad o un dolor continuo e intenso.

¿Son frecuentes las roturas del injerto después de una cirugía de LCA?

No se conocen bien los datos y dependen mucho de los autores. Las rerroturas traumáticas se producen entre un 5% y un 10%. Según el equipo de Christopher Harner, en Pittsburgh, el 25% de las cirugías de revisión del LCA son causadas por traumatismos, incluyendo una rehabilitación precoz y muy agresiva.

¿El injerto es como un nuevo ligamento cruzado anterior?

Con el tiempo, sí. Pero la rehabilitación y el aumento de la actividad en el postoperatorio incrementan el riesgo de lesionar los injertos en la fase de integración del injerto. Las 12 primeras semanas después de la cirugía se debe ser muy cauteloso y tener en cuenta que durante el primer año la resistencia del injerto está muy reducida, por lo que se deben evitar cargas excesivas y movimientos bruscos repetidos.

¿Se puede romper el injerto después de la cirugía del ligamento cruzado anterior?

Una rotura de la plastia del LCA, puede producirse de forma aguda por un traumatismo o de forma insidiosa por fatiga del implante mediante un mecanismo repetitivo. Las roturas traumáticas pueden producirse por un accidente casual o deportivo en un injerto correctamente colocado  o, en ocasiones, sobre una plastia débil. Las roturas por fatiga son por defectos técnicos.

¿Qué es una técnica de doble fascículo?

La técnica de doble fascículo en la reconstrucción del LCA consiste en colocar el injerto intentando reproducir la forma de del LCA original. Esta técnica introduce dos injertos, para lo cual precisa hacer dos túneles. Las diferencias clínicas entre la técnica con uno o dos fascículos no son significativas.

 Equipo  Dr.Leyes| www.traumatologiamadrid.com| info@traumatologiamadrid.com

¿Quieres recibir nuestra newsletter? Introduce tu correo electrónico y comenzarás a recibirla!

4 pensamientos en “Tipos de injertos en la reconstrucción del ligamento cruzado anterior

  1. Jonathan Morales bello

    hola buenas tarde yo me opere por 2 vez la rodilla del lca, y la 2 operación fue con aloinjerto . ya llevo 4 meses y 12 días . mi pregunta es con el aloinjerto mi recuperación es más lenta o más rápida . por que con mi primera operación que fue con un inerto que fue semitendinoso me demore alrrededor de 6 a 7 meses . y quería saber con el aloinjerto cuando es el tiempo para volver a jugar fútbol .

    Responder
    1. Traumatologia Madrid

      Jonathan muchas gracias por escribirnos, disculpa haber tardado en contestarte.

      Te damos la bienvenida al blog del equipo del Doctor Leyes.

      Puedes conocer más sobre las lesiones de rodilla en nuestra web traumatologiamadrid.com, así como los tratamientos adecuados para que la recuperación sea lo más rápida posible.

      !Qué vaya bien la recuperación de esa rodilla!.

      Un saludo de nuestra parte

      Responder
  2. Claudia soruco

    Mi marido se tiene q operar los ligamentos cruzados externas de la rodilla y le iban hacer con injertos. Ahora por q supuestamente no consiguen le quieren hacer con partes de el y protesis. Esta bien q hagan eso???

    Responder
    1. admin Autor

      Claudia derivamos tu pregunta a nuestro correo de consultas y peticiones de cita: info@traumatologiamadrid.com

      Puedes pedir cita para una segunda opinión en nuestro equipo médico si tienes dudas.

      Un saludo,

      Equipo Médico Dr. Leyes

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *