Lesiones frecuentes en Balonmano

Las lesiones de hombros, codos y manos son frecuentes en el balonmano, donde se sufren lesiones crónicas derivadas del sobreuso de la extremidad superior.

Principales lesiones del Balonmano

 En el balonmano hay lesiones agudas, que se producen durante el juego, y lesiones crónicas, producidas por el sobreuso de la extremidad después de años de práctica.

En el caso del balonmano, las lesiones del miembro superior suelen ser crónicas, mientras que las lesiones del miembro inferior suelen ser agudas, sobre todo en la rodilla y en la región lumbar.

Lesiones de hombro

 La articulación del hombro, durante la práctica del balonmano, sufre un proceso de aceleración brusca, así como unos ciertos movimientos ciertamente “anormales” (abducción y rotación externa). Es por este motivo que las lesiones del hombro en balonmano son muy habituales.

A parte, el balonmano al ser un deporte de contacto, si se bloquea el hombro en contra de toda la inercia del movimiento que lleva un jugador en carrera, se produce una desaceleración brusca que puede lesionar las estructuras ligamentosas del hombro.

Es sobre todo en los movimientos de lanzamiento de la pelota cuando más sufre el hombro. Esto se debe a que situamos el hombro en la posición más forzada (brazo levantado y en rotación externa) para conseguir la máxima amplitud de movimiento y la mayor potencia en el lanzamiento, parecido a otros movimientos de lanzamiento en otros deportes, como el saque en el tenis.

Las lesiones más frecuentes que se producen en el hombro:

-Lesiones del manguito rotador

 -Lesión SLAP

 -Pérdida de rotación interna del hombro, que se produce en casi todos los deportes de lanzamiento

 Discinesia escápulotorácica, que es una alteración de la sincronización en la articulación de la escápula con la pared torácica.

 El tratamiento de estas lesiones suele ser conservador, con programas de readaptación y fisioterapia, especialmente en la discinesia escapulotorácica y en la limitación de la rotación interna. En cambio, aunque en las lesiones SLAP y de manguito rotador suele intentarse inicialmente un tratamiento de fisioterapia, si no es efectivo hay que recurrir a técnicas quirúrgicas.

Estas lesiones se producen generalmente como consecuencia de gestos del propio jugador durante la práctica deportiva, por ello es muy importante tener una técnica muy depurada y medidas de prevención.

Se ha demostrado la efectividad de programas preventivos que incluyen ejercicios que incrementan la rotación interna de la articulación glenohumeral, la del hombro como tal, y que potencian la fuerza de la rotación externa y de la articulación de todos los músculos involucrados en la articulación de la escápula con el tórax.

También se ha demostrado que es muy importante incluir ejercicios que mejoren la cadena cinética que afectan a la movilidad de todas las estructuras del tronco.

Pero fundamentalmente la prevención de lesiones en el hombro debe centrarse en que el deportista tenga una fuerza lo más balanceada posible en los grupos musculares que intervienen en la articulación de la movilidad del hombro.

Lesiones del codo

 Las lesiones crónicas de codo son frecuentes en los jugadores de balonmano. Están provocadas generalmente por el exceso de valgo de codo que se realiza cuando se hace un lanzamiento. Es decir, el eje del antebrazo se aleja de la posición normal hacia afuera. Eso hace que el codo pueda volverse en algunos casos inestable y pueda provocar determinadas patologías. Esas patologías son:

-Inestabilidad crónica de codo

-Neuropatía del nervio cubital

-Aparición de pequeños “cuerpos libres” dentro de la articulación

 Igual que ocurre con las lesiones del hombro, se puede comenzar con un tratamiento conservador. Sin embargo, en las lesiones de codo habrá casos que acabarán necesitando tratamiento quirúrgico, que en algunos supuestos podrán ser tratados por artroscopia.

En otros casos habrá que recurrir a cirugía abierta, con la finalidad de reconstruir las estructuras ligamentosas, tendinosas o para la liberación de algunos nervios que puedan estar afectados por el mecanismo forzado de valgo continuo que realizan este tipo de deportistas en las maniobras de lanzamiento.

Lesiones de la mano

Las lesiones de la mano son muy parecidas a las que sufren en la mano los jugadores de baloncesto. La razón es que en ambos deportes hay unos mecanismos similares de recepción de la pelota. Destacan las lesiones en tendones y ligamentos de los dedos, que dependiendo de la severidad pueden requerir reconstrucción quirúrgica.

Este tipo de lesiones, a diferencia de las de hombro y codo, pueden encuadrarse en las lesiones agudas producidas por la práctica y no por el sobreuso de años acumulados de práctica deportiva. Lesiones:

Luxaciones de las articulaciones interfalángicas de los dedos o esguinces de los ligamentos si no llega a producirse la luxación de la articulación.

 Especial importancia puede tener el esguince que se produce en el ligamento colateral cubital de la articulación metacarpofalángica del pulgar, frecuente en deportes en los que el pulgar se ve sometido a estrés en la recepción de la pelota.

 Lesiones de rodilla

 Por último, conviene mencionar también las lesiones del ligamento cruzado anterior de la rodilla, generalmente son más frecuentes en deportes que se ven obligados a realizar movimientos de giro como son fútbol, baloncesto, voleibol, balonmano, rugby y atletismo.

La lesión se produce al realizar un giro de la tibia con el pie fijado en el suelo superando los límites de elasticidad del ligamento cruzado anterior.

En ocasiones se ha señalado la incidencia superior de esta lesión entre las jugadoras de balonmano con respecto a los varones. Entre los factores que explicarían esta preponderancia están la preparación y las diferencias biomecánicas entre hombres y mujeres, cuya mayor anchura de caderas provoca una mecánica de movimiento más laxa y por tanto más proclive a provocar la lesión.

Esta entrada fue publicada en Ligamento Cruzado Anterior- LCA por leyesfloresco. Guarda el enlace permanente.

Acerca de leyesfloresco

Somos un grupo de profesionales altamente cualificados dedicados al tratamiento integral de las lesiones del aparato locomotor, incluyendo lesiones deportivas, patología ortopédica y traumatológica. Nuestro objetivo es ofrecer a nuestros pacientes una atención médica personalizada de calidad. Somos firmes defensores de un enfoque multidisciplinar de su problema y de la medicina basada en la evidencia científica. Tras un largo recorrido profesional hemos centrado nuestra actividad asistencial en la Clínica CEMTRO, Hospital de reconocido y merecido prestigio liderado por el Dr. Pedro Guillén, y dotado de la tecnología más avanzada y el personal mejor cualificado. Nuestros pacientes se benefician de la experiencia que hemos adquirido en el tratamiento de deportistas de todos los niveles y por la que hemos obtenido un reconocimiento profesional, nacional e internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *