El sedentarismo el gran enemigo de nuestras rodillas

Las rodillas son unas de las articulaciones más castigadas por el ritmo de vida que llevamos.

El estar muchas horas sentado sin apenas movernos y luego hacer ejercicios muy intensos para compensar las horas de inactividad, supone un grave peligro para nuestras rodillas, ya que pueden desgastarse y producirse la habitual condromalacia rotuliana. Que está causada por un daño en el cartílago que recubre la parte posterior de la rótula de la rodilla. Si la razón es postural, se puede corregir con  fisioterapia.

Pero hay otras variables que hay que tener en cuenta para evitar lesiones de rodilla: Sigue leyendo